Cocinar: Una fuente de equilibrio.

Tu cocina: Una fuente de equilibrio.

Imagen

Sin lugar a dudas, la casa es el lugar más importante para una familia, pues en ella se comparten vivencias, anécdotas y experiencias que confortan y unen a sus integrantes.

Asimismo, uno de los espacios clave del hogar es la cocina: ésta te envuelve y te invita a estrechar vínculos entre todos los miembros de la familia, y a esto se le suman todos los beneficios que trae consigo el cocinar en casa.

Uno de ellos es el poder incluir ingredientes frescos en las preparaciones, los que deben ser parte primordial de cualquier dieta. El consumo de vegetales como parte de una alimentación equilibrada, ayuda a prevenir enfermedades crónicas no transmisibles como la diabetes, el cáncer y enfermedades cardiovasculares, entre otras. Además, contribuye a prevenir deficiencias de vitaminas y minerales. Sobre esto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ubica el consumo de frutas y hortalizas en sexto lugar, pues su deficiencia en la alimentación se ubica entre los 20 factores de riesgo de la mortalidad humana. Este mensaje se refuerza a través de las Guías Alimentarias difundidas por el Ministerio de Salud, donde se recomienda el consumo de frutas y verduras al menos 5 veces al día.

Otro de los beneficios de cocinar en casa es tener un mayor control del presupuesto económico. Para esto, te recomendamos que organices las compras de forma temporal (diaria, semanal o mensual) y elabores una lista de todo lo necesario para cubrir ese tiempo. De esta forma, contarás con lo justo y no perderás alimentos.

Y a esto se le suman, por supuesto, otros elementos de carácter social, como el cocinar en familia, compartir con los seres queridos y transformar esta dinámica en un panorama junto a ellos.

Entonces, ya lo lo sabes: No hay nada más saludable y conveniente que cocinar en la casa y, mejor aún, poder hacerlo junto a la familia. ¡Manos a la obra!