Información Nutricional

  • Energía: 399 Kcal
  • Proteinas: 9.4 g
  • Grasa Total: 16.5 g
  • Colesterol: 93.0 mg
  • H. de Carbono: 54.0 g
  • Fibra Dietética: 1,1 g
  • Sodio: 161 mg

Tenemos deliciosas recetas recomendadas para ti

MUFFINS DE NARANJAS CON NUECES Y JENGIBRE

12 porciones
40 Minutos
Media
MUFFINS DE NARANJAS CON NUECES Y JENGIBRE
Ingredientes
1 Tarro de leche condensada NESTLÉ®
½ Pan de mantequilla (125 g) a temperatura ambiente
4 Huevos
2 Tazas de harina
½ Taza de leche SVELTY®
1 Cucharada de polvo de hornear IMPERIAL®
1 Cucharadita de ralladura de naranja
½ Cucharadita de ralladura de jengibre fresco
1 Taza de naranjas confitadas cortadas en pequeños cuadritos
1 ½ Taza de nueces partidas
Glasé
1 Clara de huevo a temperatura ambiente
1 ½ Taza de azúcar flor
Preparación
1.- En un bowl bate la leche condensada NESTLÉ® con la mantequilla hasta conseguir una crema homogénea, agrega los huevos uno a uno batiendo constantemente hasta integrar bien. Luego incorpora la harina junto con la leche SVELTY® y con el polvo de hornear IMPERIAL®, por último agrega ambas ralladuras, bate nuevamente hasta conseguir un batido unificado de textura cremosa.

2.- Agrega las naranjas confitadas y las nueces partidas, remueve y distribuye bien. Vierte la preparación sobre moldes individuales previamente enmantequillados y enharinados hasta ¾ de su capacidad, llévalos a horno de 180°C durante 30 a 35 minutos hasta cocer completamente. Una vez listos, retíralos del horno y enfríalos.

3.- Mientras para el glasé, bate la clara de huevo hasta espumarla completamente; luego con la ayuda de una cuchara agrega la azúcar flor poco a poco revolviendo constantemente, debes conseguir una preparación firme que al levantar la cuchara quede una punta colgando sin que se desprenda. Cubre los muffins con el glasé de manera decorativa y finaliza insertando nueces partidas y naranjas confitadas.

Sugerencia
Para lograr las líneas con el glasé, llena una manga pastelera o una bolsa pequeña y firme con un pequeño orificio en su punta. Recuerda que debes cubrir el glasé con un papel film al ras para que este no se seque