Información Nutricional

  • Energía: 236 Kcal
  • Proteinas: 31.0 g
  • Grasa Total: 8.5 g
  • Colesterol: 97.0 mg
  • H. de Carbono: 4.6 g
  • Fibra Dietética: 0 g
  • Sodio: 842 mg

PLATEADA AL HORNO CON PURÉ DE PAPAS AL MERKÉN

8 porciones
90 Minutos
Media
PLATEADA AL HORNO CON PURÉ DE PAPAS AL MERKÉN
Ingredientes
2 Cucharadas de vinagre
½ Cucharadita de pimienta
1 Cucharada de orégano
1 Cucharadita de ají color
1/2 Taza de agua caliente
2 Tabletas de caldo de costilla MAGGI®
1 ½ Kg de Plateada limpia
1 Ramito de perejil
2 Dientes de ajo cortados finamente
1 Taza de vino blanco
1 Sobre de salsa de carne MAGGI®
1 puré de papas MAGGI® (250 g)
1/2 Cucharadita de merkén
1 Cucharada de pasta de aji
Preparación
1.- En un recipiente pequeño mezcla el vinagre con la pimienta, orégano y ají color. Añade el agua caliente y luego agrega las tabletas de caldo de costilla MAGGI® desmenuzadas, revuelve bien hasta homogenizar.

2.- En una fuente extendida acomoda el trozo de carne y vierte la preparación anterior, remueve para que quede bien impregnado. Luego calienta una sartén grande con dos cucharadas de aceite y dora la carne por todos sus lados, luego agrega el ajo cortado finamente y las hojas de perejil. Vierte el vino blanco de una vez y deja cocinar tapado a fuego medio durante 30 minutos dando vuelta de vez en cuando.

3.- Luego del tiempo transcurrido, devuelve la carne con todos sus jugos a la fuente extendida y lleva a horno pre-calentado a temperatura baja durante 60 minutos o más hasta que veas que la carne esté completamente blanda.

4.- Mientras, prepara la salsa de carne MAGGI® según las indicaciones del envase y vierte la preparación sobre la carne y remueve para concentrar aún más sus jugos y reserva con el horno apagado. Mientras, preparara el puré de papas MAGGI® según las indicaciones del envase y mezclalo con el merkén y la pasta de ají con suaves movimientos. Retira la carne del horno, porciona y sirve de inmediato con el puré recién preparado.

Nota
Puedes reemplazar el proceso del paso dos y hacerlo en una olla a presión para asegurar que la textura de la carne quede completamente blanda.