Información Nutricional

  • Energía: 324 Kcal
  • Proteinas: 2.7 g
  • Grasa Total: 15.2 g
  • Colesterol: 44 mg
  • H. de Carbono: 45.0 g
  • Fibra Dietética: 66 g
  • Sodio: 0 mg

Tenemos deliciosas recetas recomendadas para ti

NIDOS DE MERENGUE RELLENOS CON MANJAR Y CREMA DE LÚCUMA

14 porciones
100 Minutos
Media
NIDOS DE MERENGUE RELLENOS CON MANJAR Y CREMA DE LÚCUMA
Ingredientes
Nidos
1 Taza de claras de huevo
2 Tazas de azúcar granulada
1 Pizca de sal
Relleno
1 ½ Tazas de manjar NESTLÉ®
500 ml de crema larga vida NESTLÉ®
(Refrigerada del día anterior)
300 g de puré de lúcuma endulzado
Preparación
1.- Junta en un bowl las claras de huevo con el azúcar y la pizca de sal. Llévalas a baño maría suave removiendo de vez en cuando hasta disolver el azúcar completamente en las claras e integrar bien.


2.- Retira el bowl del baño maría y bate enérgicamente durante 8 a 10 minutos hasta triplicar su volumen y conseguir una preparación espumosa y satinada, que al levantar el aspa del batidor quede una punta colgando sin que esta se desprenda. De inmediato coloca el merengue dentro de una manga pastelera con una boquilla lisa de 1 cm. de grosor como máximo. Luego, sobre una lata con papel mantequilla forma los nidos, comenzando desde afuera hacia adentro y luego dando forma a las paredes con tres vueltas idealmente.


3.- Lleva a horno pre-calentado a 80 – 90°C y hornéalos con la puerta junta del horno durante 1 hora aproximadamente hasta cocerlos completamente y secarlos bien (no deben dorarse). Una vez listos, retíralos del horno y despréndelos cuidadosamente del papel mantequilla aún en tibio.


4.- Mientras, junta en un bowl la crema larga vida NESTLÉ® con el puré de lúcuma. Bate enérgicamente con la ayuda de una batidora eléctrica hasta duplicar el volumen y conseguir una textura aireada y más firme. Rellena cada merengue con una cucharada de manjar NESTLÉ® y cubre con abundante crema de lúcuma. Lleva refrigeración y sirve bien frío cuando gustes.


Nota
Recuerda que el baño maría es una cacerola de menor tamaño del bowl en donde está las claras con el azúcar. Por otro lado el agua caliente no debe tocar la base de bowl si no que debe ser un calor suave y prolongado.